+ PUBLICIDAD

Aumento salarial destruye el poder adquisitivo y los puestos de trabajo

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

El incremento del salario mínimo y del bono de alimentación anunciado el jueves por el primer mandatario Nicolás Maduro destruirá el poder adquisitivo de los trabajadores y los puestos de trabajo en la empresa privada, coincidieron dirigentes empresariales y sindicales, publicó El Nacional.

María Carolina Uzcátegui, presidente de Consecomercio, destacó que la medida gubernamental afecta la estructura de costos de las empresas en la que la parte de los salarios tiene un gran peso lo cual, en el caso de los comercios, implica la reducción de los empleos.

“El comercio es uno de los sectores con mayor capacidad empleadora, sobre todo, de mano de obra menos capacitada.

Sin embargo, la actividad comercial ya está deprimida por la caída del poder de compra de los venezolanos”, manifestó.

Uzcátegui recordó que por la recesión económica con la caída de las ventas y la producción, sumadas a las alzas de sueldo casi bimensuales ordenadas por el gobierno en los dos últimos años, de 128.000 establecimientos, sobreviven 71.000 comercios.

“La medida presenta una distorsión, pues el monto del bono de alimentación es mayor que el sueldo mínimo, lo cual lleva al trabajador a los tiempos de la esclavitud de laborar por comida”, dijo la empresaria.

Froilán Barrios, dirigente del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que los aumentos “no llegan ni a un tercio de la inflación de 1.000%, proyectada para 2017”. Insistió en que la recuperación del salario requiere de políticas que frenen la inflación, pero “el gobierno sigue golpeando al sector privado al negarle las divisas para sus procesos productivos”.

El coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores, Servando Carbone, mostró su preocupación por la pérdida de los empleos y que el salario no alcanza para cubrir los gastos básicos del grupo familiar. “Este ajuste salarial es una medida que solo satisface a un sector minoritario que vive del gobierno”, aseguró.

Señaló que en el anuncio presidencial llama la atención que a cada beneficiario de la Misión Hogares de la Patria se le aumentó la ayuda de 100.000 a 140.000 bolívares al mes, lo cual supera el nuevo salario mínimo de 136.544,18 bolívares.

Carbone resaltó que los trabajadores de las alcaldías y gobernaciones cobran el sueldo mínimo de enero pasado, pese a que se han decretado cinco aumentos salariales.

Aurelio Concheso, presidente de la Comisión de Asuntos Laborales de Fedecámaras, señaló: “De nuevo se vuelve a tomar una medida aislada, de la cual los trabajadores saben que no los va a beneficiar porque va a perjudicar a las empresas”.

Recalcó que en 2017 el país enfrenta una contracción económica más aguda que la de 2016, ya que “estos aumentos van golpeando el flujo de caja de capacidad de pago de las empresas que todavía quedan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *