Caminos de Dignidad: Venezuela, atravesando el laberinto

0
100

Aún no sabemos si en medio de la pugna interna del régimen habrán cambios en el resto de los poderes, que impúdicamente le sirven para sostenerse.


El «CNE» ya cayó; podría ocurrir algún hecho sobrevenido,en la Fiscalía y TSJ.


Recordando el escenario de la salida de CAP, donde los protagonistas principales fueron sus propios compañeros de partido.
En anterior artículo recordaba que la catástrofe nazi, no había sido culpa del pueblo alemán que votó por Hitler, en medio de una sociedad en crisis, sino de las potencias Europeas y del mundo que distraídas, acobardadas, sumergidas en la ignorancia, mal gobernadas inclusive por incapaces de ver más allá de sus narices, no atendieron el problema, del que fueron advertidos 20 años antes de que ocurriera.


Ucrania tiene mucho que enseñarnos.


En Rusia, antes de iniciar esta guerra, Putin llevo a las cárceles al liderazgo socio político que podía hacerle peso, para cuidarse la espalda, mientras daba rienda suelta a su egolatría, y desesperada ambición de poder económico – financiero y político.
Más cerca, aquí en Nicaragua. La tierra de César Augusto Sandino, Carlos Fonseca, y Ernesto Cárdenal, fue auxiliada por muchos gobiernos, y luchadores de diferentes pueblos de Hispanoamérica, que acudieron para ayudar, sin complejos, prejuicios ni hipocresía alguna, a nuestros hermanos nicaragüenses, contra el horror al que los tenía sometidos por varias décadas, la familia de los tiranos Somoza Debayle.


Hoy Daniel Ortega se luce ahí cometiendo peores desmanes, persiguiendo, encarcelando, torturando, y asesinando gentes de su pueblo, inclusive mancillando a hombres de la Iglesia Católica, curas de los que se parecen a Camilo Torres Restrepo, de Colombia, que también luchaba por los débiles.


Si, los nicaragüenses en aquellos momentos de opresión y sufrimientos, recibieron la ayuda de sus hermanos Hispanoamericanos, para liberarse de aquellos tiranos. De igual forma el pueblo cubano, en su lucha contra Batista.


Sin olvidar lo difícil e inútil pasaje que sufrió el pueblo salvadoreño, tan importante y necesario de estudiar. Tener presente hasta dónde puede alcanzar un conflicto, cuando la opresión se empeña en mantenerse en el poder sosteniéndose en Crímenes de Lesa Humanidad.
En nuestra región, las dictaduras, tiranos y criminales, han estado de fiesta. Y sus fechorías en medio de la impunidad, han servido para darle entusiasmo a sus iguales en Venezuela.


Aquí la cúpula se ha ido especializando en Crímenes de Lesa Humanidad, Violaciones de Los Derechos Humanos, Terrorismo, Narcotráfico, Saqueo del Presupuesto Público, de las riquezas naturales, del manejo de la inteligencia cibernética para evadir el control financiero internacional, el lavado de capitales, y métodos actualizados de aplicación del Terrorismo de Estado, es decir, para acabar con la vida de todo ciudadano que piense y actúe con dignidad y decencia, defendiendo sus derechos.


En ese escenario, es «inhabilitada» María Corina Machado,la figura que hasta este momento, ha logrado motivar la esperanza de millones de venezolanos.


Un liderazgo que no ha sido domesticado.


Ha sido «inhabilitada» para participar en el juego del régimen, es decir, en esas elecciones que muchos mencionan, que no tienen fecha, ni nadie ha garantizado.


MCM le había dado a las llamadas primarias un sabor que no tenía, y más aún, si llegaran a darse, además en forma manual.
Esta acción que muestra claramente el rostro del régimen, la ha fortalecido, nacional e internacionalmente, y desde acá humildemente, no solo nos hacemos solidarios como hombres que creemos en la verdad,la justicia,la libertad, los derechos humanos, en la fraternidad, y en la defensa de la dignidad humana, sino que la invitamos a persistir en la lucha para la cual no pueden inhabilitarla, la construcción de un gran movimiento de resistencia civil ciudadana.


Esa es la tarea que la realidad indica; que obliga al esfuerzo de muchos, de las mejores voluntades.
La esperanza de Venezuela necesita muchas alas.


Ese es el camino para atravesar victoriosamente el laberinto.
Hoy como ayer, la libertad en nuestras naciones, necesita de la unión de todos los pueblos de Hispanoamérica..
Javier García

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí