El desafío de los medicamentos importados desde la India e Irán: ¿Una amenaza para la salud de Venezuela?

0
159
medicamentos india

En las estanterías de las farmacias venezolanas, algunas medicinas de reconocidos laboratorios internacionales están siendo reemplazadas por marcas de la India e Irán. Este cambio ha generado inquietud entre los profesionales de la salud debido a las potenciales repercusiones en la población venezolana.

Estos productos, descritos como económicos y accesibles, son una opción atractiva para los ciudadanos con recursos limitados que no pueden adquirir medicamentos de laboratorios de renombre. Sin embargo, surgen dudas legítimas sobre la calidad de estos productos y su impacto en la salud de los usuarios.

El equipo de LaPatilla se reunió con la Dra. Elizabeth Moreira, especialista en Farmacología Clínica, para comprender mejor la situación que enfrentan los venezolanos.

«Estamos desprotegidos»
La Dra. Moreira describió el difícil panorama que enfrenta el sector sanitario, aludiendo a una falta de protección para la ciudadanía. «Somos un país que se encuentra desprotegido, nuestras autoridades sanitarias no están cumpliendo con su deber de proteger a la población, estamos desprotegidos», declaró.

Además, enfatizó la decadencia de las instituciones sanitarias: «Los hospitales están abandonados, la autoridad regulatoria que antes era un ejemplo a nivel mundial ahora está en caos, falta personal y supervisión sanitaria».

La falta de vigilancia sanitaria permite que productos farmacéuticos y alimentos sin un control de calidad adecuado inunden el mercado. Según la ley farmacéutica venezolana, todos los medicamentos deben ser controlados por la autoridad regulatoria y tener un número de registro. Sin embargo, en las farmacias, especialmente las móviles en las calles del país, se venden medicamentos sin registro sanitario.

Riesgos de los medicamentos de la India e Irán
El predominio de medicamentos de la India e Irán ha despertado preocupaciones no solo en Venezuela sino en todo el mundo. El Washington Post ha señalado que la India tiene una supervisión regulatoria insuficiente. En los últimos seis meses, sus jarabes genéricos para la tos han causado la muerte de decenas de niños, sus gotas para los ojos han provocado ceguera y sus medicamentos de quimioterapia han sido contaminados.

El problema se agrava por el hecho de que muchos medicamentos se venden en blísteres, una violación de la Ley de Farmacia que exige que se vendan en su empaque original. La mayoría de las personas confían en que lo que reciben es seguro, pero muchos de estos medicamentos no tienen registro.

La ausencia de un sistema de control efectivo
«No sabemos, no tenemos control», destacó la Dra. Moreira, subrayando que no existe una cultura de reporte en el país, algo que es requerido por ley. Además, señaló que los profesionales de la salud no están monitoreando adecuadamente a los pacientes durante el tratamiento.

El deterioro de las instituciones del país, resultado de la negligencia de las autoridades, ha afectado a la industria de la salud. Los medicamentos llegan sin registro y van directamente a la venta. La Dra. Moreira se pregunta: «¿Cómo llegó ese medicamento? ¿Fue expuesto a cambios de temperatura?»

Recordó un episodio del pasado cuando, debido a la escasez de medicamentos, a la gente se le aconsejó tomar medicamentos vencidos, algo que considera peligroso.

¿Hay solución al problema?
Según la Dra. Moreira, controlar la situación es complicado. Depende tanto de los profesionales de la salud como del Ministerio de Salud tomar medidas efectivas. Sin embargo, la responsabilidad principal recae en los organismos competentes, que deben ejercer sus funciones de manera adecuada.

Lamentó que a pesar de las alarmas sonadas en otros países sobre la calidad de los medicamentos importados, Venezuela continúa aceptándolos.

«Es injusto para los ciudadanos que no tienen conocimientos en esta área y no saben cómo defenderse. ¡Es un asunto grave!», subrayó.

Finalmente, exigió que los organismos competentes ejerzan sus funciones para abordar el problema. «Mientras tanto, cada uno puede contribuir de alguna manera», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí